martes, 27 de diciembre de 2016

El 2016 en 10 discos que más han sonado en mi cadena.


2016 será un año que los aficionados a la música no recordaremos con especial cariño. La cantidad de artistas que han fallecido este año empañan cualquier otra noticia musical. David Bowie, Prince y Leonard Cohen son, sin duda, las muertes más mediáticas y sentidas. Pero la lista es larga, demasiado larga: Jimmy Bain, Sharon Jones, Eddie Harsch, Nick Menza, John Berry, Leonard Haze, Leon Russell, Keith Emerson, George Martin, Vanity, Maurice White, Paul Kantner, Alan Vega, Glenn Frey, Greg Lake, Rick Parfitt...buffff...Asusta repasar los nombres de los artistas que nos han dejado este año. Afortunadamente aún hay un buen puñado de bandas o artistas clásicos que ahí siguen, al pie del cañón, facturando muy buenos trabajos. Como siempre me suele pasar no he tenido suficiente tiempo de escuchar todo lo que quisiera, pero aquí os dejo una lista de los 10 discos que más he saboreado y disfrutado de este año que llega a su fin:

The Cult - Hidden City

The Cult son de esas bandas que nunca defraudan. Sus últimos discos no tienen un solo tema de relleno. Un disco con matices un tanto más oscuros que su anterior Choice Of Weapon, pero en el que Billy Duffy continua despachando riffs crudos y directos como los de GOAT, Avalanche Of Light o Heathens. El chamán Astbury pletórico rozando el nirvana en Birds Of Paradise. Un disco lleno de matices que crece con cada escucha. En un mundo perfecto Lillies sonaría sin parar en todas las emisoras de radio mundiales.


DeWolff - Roux-Ga-Roux

Este joven trio holandés ya hace casi 10 años que dan guerra. Aunque ninguno de sus discos en estudio hace justicia a su potente directo, este Roug-Ga-Roux es muy disfrutable. Black Cat Woman, Baby's Got A Temper, What's A Mesure Of A Man o Love Dimension suenan a clásicos absolutos desde la primera escucha. Imposible quedarse quieto ante un temazo como Sugar Moon.Tired Of Loving You es un baladón que rezuma feeling en cada una de las notas de la guitarra de Pablo Van De Poel y del Hammond de Robin Piso. Imprescindibles.


The Steepwater Band - Shake Your Faith

Con esta gente me pasa algo parecido como con DeWolff: su directo es tan demoledor que cualquier trabajo en estudio queda en mera anécdota. Eso no quita que este Shake Your Fate no sea un buen disco, que lo es y con creces. 13 canciones de puro rock clásico con un buen poso bluesero que le alegra el día a cualquiera. Un trabajo muy bien producido, en el que han dejado a tras un sonido un tanto más sucio en pos de unos arreglos más elegantes, que llenan de matices temas como Shake Your Faith, Mama Got To Ramble, Silver Lining o Jealous Of Your Way.


Iggy Pop -Pop Post Despression

Quizás no sea  uno de sus mejores discos pero, en un año tan negro para algunos de sus coetáneos, es bueno saber que el viejo Iggy sigue vivito y coleando. Su unión con Joshua Homme no me emociona, ya que todo me suena excesivamente a Queens Of Stone Age, pero se ha de reconocer que han facturado un buen disco. Sólo hay que echar una escucha a Break Into Your Heart, Gardenia o a la pseudo-disco-melancólica Sunday para constatar que la química entre ellos dos funciona. Iggy vuelca su tristeza por la pérdida de grandes amigos como Lou Reed o Bowie...y es que vaya palo para él y para todos. Larga vida a la Iguana.


Mambo Jambo - Jambology

Cine negro, surf, cómic pulp, swing...mezcla todos esos excitantes ingredientes (evidentemente en una elegante coctelera) y obtendrás Mambo Jambo. Y es que cuando se  juntan musicazos de la talla de Dani Nel·lo, Ivan Kovacevic, Anton Jarl y Dani Baraldés sólo puede dar como resultado un espectacular combo de jazz-swing-Rhythm & blues capaz de animar hasta un entierro. Es escuchar Fuego Cruzado y transportarte directamente a un club de los años 50, con ese ambiente tan deliciosamente viciado de humo y alcohol. Pura energía. Swing directo a la vena.


Eli Paperboy Reed - My Way Home

Una vez fuera de Warner, Eli ha dejado de facturar discos de soul vacíos aptos para todos los públicos y se ha sacado de la manga un disco crudo, básico y sucio. Canciones con retazos blues, soul, funk y mucho gospel grabadas tan solo en cuatro días en un ocho pistas (siete, ya que una de ellas no funcionaba). La voz de Reed es una auténtica maravilla que evoca a los mejores soulmen de los 60s. Reed ha encapsulado toda la emoción del gospel en tan sólo 35 intensos minutos donde hay anhelo, dolor, creencia, pecado y redención. De lo mejor de este año, sin duda alguna.


Cheap Trick – Bang, Zoom, Crazy…Hello

Cheap Trick son de aquellas bandas clásicas que pocas veces defraudan. Sing My Blues Away o When I Wake Up Tomorrow nos recuerdan a los mejores Beatles mientras que con All Strung Out y Roll Me sacan la vena rockera que bebe directamente del glam rock más gamberro. Con este nuevo trabajo de título tan…Cheap Trick!! vuelven a facturar un disco repleto de esas melodías tan deliciosamente pop marca de la casa. Sólo The Sun Never Sets ya merece la compra del disco.


The Rolling Stones – Blue & Lonesome / Totally Stripped / Havana Moon

Sin duda si una banda clásica merece ser recordada en 2016 esos son los Stones. Blue & Lonesome es un pedazo de disco de versiones blueseras en que la banda versiona a los clásicos del género con la maestría que da la madurez (y los años de drogas y alcohol, claro que sí!!). Havan Moon es un pedazo de directo con unos Stones envidiablemente rejuvenecidos y demostrando porque son aún la banda más grande del planeta. Y Totally Striped es una golosina, el complemento perfecto del Stripped publicado hace ya 20 años. It’s only Rock’N’Roll but I like it…pues eso.


Mavis Staples - Livin' On A High Note

La incombustible Mavis Staples, lejos de acomodarse, nos regala un álbum repleto de luz, positivismo y esperanza todo ello canalizado a través de la cálida voz de esta diva de 77 años. Un disco en el que muchos artistas han querido colaborar con esta entrañable mujer: Ben Harper (Love & Trust), Trombone Shorty (Tomorrow) o Nick Cave (Jesus Lay Down Beside Me) son algunos de ellos. Staples, acérrima defensora de las libertades, acaba con la tierna MLK Song en la que incluye fragmentos del último discurso del mismísimo Martin Luther King.


Jeff Beck – Loud Hailer

Jeff  Beck podría vivir de hacer amables discos de blues, sin grandes complicaciones, pero Beck continua siendo un músico inquieto y no pierde la capacidad de sorprender en cada disco. Esta vez cuenta con la colaboración de dos jóvenes: la cantante Rosie Bones y la guitarrista Carmen Vandenberg. Live In The Dark, Thugs Club, Right Now o O.I.L. tiene un claro poso blues-rock pero la voz de Rosie y las experimentaciones guitarreras de Beck hacen que suenen como un producto fresco. Aunque la producción y la elección de bases programadas no me acaben de convencer la guitarra de Beck continúa sonando a gloria en temas como Scared For The Children, Shame o Shrine.

Y muy escuchados a finales de diciembre estan los muy recomendables discos de Fantastic Negrito, Paul Gilbert, Blackberry SmokeMetallica o Mario Cobo...feliz 2017!!

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...