lunes, 21 de noviembre de 2016

"La Gran Patraña" (ECC 2016) / "El Iguana" (Norma Comics, 1990)


Descubrí al argentino Domingo Mandrafina tarde, a través uno de los mejores cómics sobre la mafia (con permiso del gran Torpedo 1936) que he leído: Spaghetti Bros (Ed. Planeta DeAgostini, 2007). A Carlos Trillo ya lo conocía de mucho antes, gracias a sus enormes trabajos junto a Jordi Bernet, Horacio Altuna o Juan Giménez. Enseguida me enamoré del trabajó gráfico de Mandrafina y descubrí que este maestro argentino ya hacía mucho tiempo que andaba dibujando. Apunté bien su nombre así que, cuando me topé con el tomo de El Iguana (de los mismos autores) amontonado en una pila de saldos en una tienda de cómics no dudé en agenciármelo...y más por el irrisorio precio que pedían por él!!

El Iguana
La historia arranca con el asesinato de “el Iguana”: un matón y torturador sin escrúpulos al servicio del déspota presidente de una república bananera ficticia llamada La Colonia. Tras el asesinato una reportera americana se desplaza hasta allí para realizar un reportaje sobre tan macabro personaje. Junto a la reportera vamos descubriendo a este malvado híbrido entre hombre e iguana, tan gélido como su parte reptiliana. El Iguana era tan terrible en La Colonia que ni tras su muerte la gente dejó de temerlo. La lectura de esta especie de fábula, llena de ironía, humor negro y cierta crítica social, me dejó un tanto confuso. 


Pero todo cobró sentido cuando encontré esta Gran Patraña en el Saló del Còmic de Barcelona, en el estand de ECC. Desconocía por completo esta novela gráfica pero al ver los nombres de Mandrafina y Trillo no dudé un instante. Parece ser que esta historia se publicó en España entre 1989 y 1990 en la revista Puertitas, en diferentes entregas, bajo el nombre de la Cosecha Verde.


Aquí, de nuevo, los autores nos llevan a la ficticia La Colonia donde vive Denaldo Reynoso, un detective que conoció tiempos mejores. Por si no tuviera suficientes problemas con su triste vida el pobre tipo se topa con la Virgen Intocada, que le pide que resuelva un caso que destapará la incestuosa relación del corrupto dictador de la republica con su sobrina. El dictador no duda en enviar a su matón, el Iguana, para que acabe con ese desgraciado detective que puede hacer volar por los aires toda la gran patraña que tiene montada.
El Iguana!!! … aquí es donde até cabos. Fui raudo a recuperar el cómic de El Iguana para constatar que se trataba del mismo personaje. Ese tomo es una especie de spin off de La Gran Patraña!!. El complemento perfecto a la historia original. Leidos en orden cronológico cobra todo el sentido.

Por otra parte, La Gran Patraña es puro cine negro, con un guion fresco y dinámico de un (como siempre) brillante Trillo. La historia no está exenta de sutil crítica mordaz a través de ese humor suyo tan elegantemente negro. Trillo nos descubre la vida de los diferentes personajes a través de unos narradores que traspasan las viñetas y nos hablan directamente. Una narración muy cinematográfica que funciona a la perfección, dando un ritmo trepidante a la historia. 




El trabajo de Mandrafina a los lápices, en un potente blanco y negro, rezuma el calor asfixiante de las tórridas noches tropicales con viñetas llenas de rincones que apestan a sudor y a alcohol. Mandrafina es un verdadero maestro del encuadre y de la figura humana demostrando, una vez más, estar a la altura del brillante guion de su colega Trillo.



La Gran Patraña es una obra indispensable para todos aquellos amantes del cómic en general y del género negro en particular. No es casualidad que en 1999 ganase el premio al mejor guion en el prestigioso Festival Internacional de Cómic de Angoulême. Una joya imprescindible en tu comicoteca.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...